7 cosas que no sabías sobre desodorantes

Desodorantes y antitranspirantes

 

El desodorante se ha convertido en uno de los artículos de higiene básicos, no nos puede faltar y si acaso nos llega a faltar nos hace pasar momentos muy incómodos.

Para la cosmética convencional existen diferentes tipos de desodorantes y antitranspirantes con diferentes activos que impiden la sudoración y controlan el mal olor, en la cosmética natural formular un buen desodorante es todo un reto, el objetivo principal es ayudar a controlar el mal olor sin impedir la sudoración.

Primero quiero platicarles un poco acerca de el sudor

¿Qué es el sudor?

El sudor contiene agua, sebo y otras sustancias que nos ayudan a mantener la piel sana, ayuda a regular nuestra temperatura y a la vez nos ayuda a desechar toxinas. El sudor es segregado por las glándulas sudoríparas

Todos sudamos, niños pequeños, adolescentes, adultos, todos, sin embargo los niños pequeños no huelen mal, el mal olor se presenta a partir de la adolescencia.

Como sabemos las niñas y los niños comienzan su desarrollo en diferentes edades, es por eso que si un niño de 9 años o menos comienza a oler a sudor te recomiendo que acudas con un endocrinólogo para que determine qué podría estar pasando.

Tipos de sudor:

Regresando al tema, existen dos tipos de sudor, el sudor ecrino y el sudor apocrino:

  • El sudor ecrino: lo segregan las glándulas ecrinas, es incoloro, apenas tiene olor y se segrega para ayudarnos a regular nuestra temperatura corporal, nos ayuda a mantener el pH de la piel.
  • El sudor apocrino: lo segregan las glándulas apocrinas que están localizadas en axilas, cuero cabelludo y pubis, es ligeramente amarillento, es más viscoso y su olor es mucho más intenso pues las bacterias que viven en esas zonas se alimentan del sudor y sus desechos dan ese aroma tan característico y desagradable al sudor.

El olor a sudor se comienza a percibir en la pubertad.

Estas son las 7 cosas que no sabías respecto al sudor y los desodorantes naturales:

1. El olor de tu sudor está directamente ligado a tu alimentación y ciclo hormonal:

Sí, así como lo lees, las mujeres podemos percibir nuestro cambio en la cantidad de sudoración y olor del sudor dependiendo del día de nuestro ciclo menstrual, pero también influye si nuestra alimentación es rica en ajos, cebollas y especias.

2. El vello que crece en las axilas y el pubis ayuda a controlar el mal olor:

¡Esto es sorprendentemente cierto!, en axilas y pubis viven bacterias que son normales para esas zonas del cuerpo, y a estas bacterias les gusta vivir y reproducirse donde no hay vello y donde hay más humedad ¿habías notado que al afeitar tus axilas el olor de tu sudor es más intenso? Pues se debe a que al retirar el vello estamos preparando un ecosistema agradable a estas bacterias y por eso el olor del sudor es más intenso.

3. Desodorante y antitranspirante no son lo mismo:

Los antitranspirantes evitan la transpiración o la sudoración y por esta razón no hay mal olor, mientras el desodorante permite la transpiración libremente y te ayuda a controlar el mal olor.

4. No deben contener aceites esenciales cítricos:

Sí, así es, si eres de las que usa limón con bicarbonato o prefiere aceites esenciales cítricos en el desodorante (limón, bergamota, toronja, naranja, mandarina, etc) este punto te interesa, los aceites esenciales cítricos contienen furocumarinas que oxidan la piel y ennegrecen las axilas, además son fototóxicos y manchan la piel.

5. Deben ser eficaces para el control del mal olor:

Así es, un desodorante natural bien formulado puede ayudarte a controlar el mal olor en un periodo entre 8 y 12 horas, es decir, tal vez tendrías que re-aplicarte una vez más y esto nos lleva al siguiente punto.

6. Debe ser de fácil aplicación y secado rápido:

Sí, considerando que los desodorantes naturales no deben contener clorhidrato de aluminio por esta razón no tienen la misma duración que un desodorante convencional, así que debemos usar activos que ayuden a controlar el mal olor, es importante que no manchen tu blusa favorita, que no manche tus axilas, que el olor del desodorante no se mezcle con el olor del sudor dando como resultado un aroma muy desagradable y que no te dejen esa sensación pegajosa y húmeda en las áxilas.

7. El bicarbonato de sodio es efectivo pero hay que usarlo con cuidado:

Sí, así es, yo me sorprendo muchísimo de videos que circulan por la red donde vemos desodorantes caseros donde una tercera parte es bicarbonato es decir, ¡aproximadamente el 33%!, ¿sabías que por encima del 4% se puede presentar irritación o sensibilidad?, por eso no recomiendo que sigas las indicaciones de esos videos porque puedes llegar al dermatólogo con una irritación y muchas molestias. El desodorante de Ocwa tiene menos del 3% de bicarbonato que es la dósis justa para ayudarte a controlar el mal olor y no irritar tu piel ¡no tengas miedo de usarlo!

 

El Desodorante de Lavanda, Ciprés y Eucalipto  fue todo un reto para mi, cumplir con las condiciones que les he explicado no fue fácil y era importante lograr un aroma delicioso con aceites esenciales que también fueran activos dentro de la fórmula, el desarrollo del producto fue complejo pero al final ¡lo logré!

Debo decir que estoy muy satisfecha de saber que es eficaz y es 100% natural, que lo puedes llevar contigo y aplicarlo cuantas veces quieras, inclusive si lo aplicas solo porque amas su aroma y hace que ese momento del día sea mejor.

 

*Escrito por I.Q.I Yolanda Bautista, creadora de Ocwa Jabones y Cosmética Natural

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *